LA FUNDACIÓN EN CIFRAS
El patrimonio inicial, aportado por el fundador y primer Presidente, se ha visto incrementado con distintas donaciones, legados y herencias, incluida la de su propio fundador. En el activo de la Fundación pueden diferenciarse la cartera de valores, los préstamos y el equipamiento directamente aplicados a los beneficiarios y la tesorería. La práctica totalidad de la cartera de valores procede de las herencias y legados recibidos. Los recursos de la Fundación proceden fundamentalmente de tres fuentes: los rendimientos del patrimonio (dividendos e intereses); las donaciones, legados y herencias, en ocasiones adscritos a fines determinados; y los reintegros de los beneficiarios que, conforme a lo convenido con ellos, devuelven progresivamente las ayudas recibidas. Los Programas de Ayudas que se llevan a cabo desde la Fundación responden fundamentalmente a los conceptos de “Ayudas Reembolsables” y “Ayudas de equipamiento”.