EL FUNDADOR

Rafael Termes Carreró fue el fundador de Fomento de Fundaciones (Fundación Internacional). La Fundación se constituyó con los bienes que aportó con el fin de prolongar en el tiempo el impulso y sostenimiento de labores de carácter socio-cultural y educativo, tal como vino haciendo en vida a lo largo de muchos años. En 2005 recibió por vía testamentaria los bienes de su fundador. Estos bienes, junto con otros donativos, herencias y legados, se han incorporado al patrimonio de la Fundación.

Rafael Termes fue ingeniero de formación, economista y financiero de profesión, y humanista de espíritu. Empezó dando clases de finanzas en el IESE, cuando esta escuela abrió sus puertas en 1958. Y, cosa rara entre los profesores de aquellos años, mostró como consejero delegado del Banco Popular Español, que no sólo sabía enseñar, sino que también era capaz de poner en práctica la teoría financiera, y la ciencia del management, y la dirección de personas.

Nació en Sitges (Barcelona) el 5 de diciembre de 1918 y falleció en Madrid el 25 de agosto de 2005. Fue consejero delegado en el Banco Popular desde 1966 hasta 1977. Fue también presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) entre 1977 y 1990.

Termes fue doctor ingeniero industrial (1945); académico de número de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras de Barcelona (1983) y de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas (1991). Era, así mismo, Doctor honoris causa por la Universidad Francisco Marroquín, de Guatemala. Profesor de Finanzas del IESE, de la Universidad de Navarra, desde su fundación en 1958.Fue también director del campus del IESE en Madrid desde 1997, cargo en el que cesó en junio de 2000, para ser nombrado presidente de honor del IESE en Madrid.

Era miembro fundador de la ONG SECOT (Seniors Españoles para la Cooperación Técnica).

Entre sus obras destacan El poder creador del riesgo (1986), Capitalismo y cultura cristiana, Las causas del paro, Desde la libertad (1997) y Antropología del capitalismo. También Inversión y Coste de Capital, Manual de Finanzas (1998), “Del estalinismo a la libertad. Perspectiva de los países del Este” (1990), Capitalismo y cultura cristiana (1999) y Antropología del capitalismo (2001), por la que ha merecido el Premio Libre Empresa otorgado por la Fundación Rafael del Pino.

Termes poseía, entre otras condecoraciones, la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil y la Encomienda con Placa de la Orden de Alfonso X el Sabio. Era Caballero de la Legión de Honor y Premio Gold Mercury Award en Economía 2003. Recibió asimismo el Premio de Economía Castilla y León Infanta Cristina 2003.

“Es un tópico decir que con la muerte de una persona se cierra una época. Con la muerte de Rafael Termes esto no es así: él trabajaba siempre en el presente, mirando hacia el futuro, y lo hacía para convencer a los que le leían o le escuchaban de que sus ideas podían contribuir a una sociedad mejor. Por eso, a Rafael le gustará que recojamos su pensamiento, lo desarrollemos y lo empujemos hacia delante, para que otras personas se aprovechen de él y puedan, a su vez, contribuir al bien común sin apuntarse los éxitos y sin pedir reconocimientos. Él ya no los necesita, pero nosotros tenemos el deber de dárselos” (Antonio Argandoña, “Un humanista liberal”, 26/08/2005).